Flor negra

Desde este Centro queremos expresar nuestro profundo agradecimiento a la familia de la Sra. María Julia Romero Martín.

En nuestro caminar por este mundo de Dios, nos encontramos con muchas y variadas personas. Estas son de muy distinta condición, bien sea social, económica o educacional. Dentro de ellos, los hay que por sus acciones, dejan menor o mayor huella en su transitar por estos caminos, bien sea por su carácter, por la manera en que se dirigen a los demás, por su afabilidad de trato etc. Pues bien queremos agradecer al Sr. José y Antonio Romero Romero el haber dejado dicha huella marcada profundamente en nosotros, gracias por  haber enriquecido nuestro día a día con las visitas a vuestra madre, gracias por haber mostrado siempre la cara más amable, incluso cuando las circunstancias posiblemente marcaban profundas arrugas.

Queremos agradeceros esa sonrisa imborrable, queremos agradeceros lo bien que encarnasteis la figura de lo que es o debe ser un hijo, siempre al lado de su madre , siempre dispuestos a ser dialogantes con una paciencia que muchas veces rayaba el infinito, con esa ternura posiblemente más propia de una madre que de unos hijos. Queremos agradeceros el ejercer ese papel de humanidad sin límites, sin importar si nuestros sentimientos están en calma o revueltos por los torbellinos del día a día, queremos agradeceros el ser un ejemplo para los demás, un ejemplo desgraciadamente tan escaso en estos días que corren.

Agradeceros en definitiva ser como sois, gente honesta, gente sincera, gente amable, gente en la que se puede y se debe confiar.

Estamos seguros de que vuestra madre seguirá cumpliendo años en el cielo… 94,95,96 y así eternamente con la tranquilidad de que ha criado a los mejores hijos posibles.

                         Gracias de parte de todos los componente del centro.

 

Carta del Sr. José Romero Romero y Antonio Romero Romero.

(Carta publicada con su consentimiento)

Carta familia Julia

 

 

Anuncios